sábado, 25 de diciembre de 2010

Prueba: Volvo C30 1.8 Momentum (Parte 2)


Ahora toca analizar las cualidades dinámicas del Volvo: ¿Estará a la altura de lo que se espera de un vehiculo Premium?


Vamos a descubrirlo:

Conducción:

El motor de esta unidad es un 1.8 atmosférico, gasolina, de 125 CV. El fabricante declara un consumo medio de 7,3 litros cada 100 Km., que si bien no me parece exagerado, queda un poco en evidencia al gastar un litro más que sus rivales (Audi A3 1.4 TFSI y BMW 116i).

Pese a este detalle, el motor me gustó mucho por varias razones:





• Su sonido: en fase de aceleración (esto también me lo comentó un amigo que iba de pasajero), el motor suena como un avión a punto de despegar; es algo que me hizo sentir muy implicado en la conducción del coche.

• Su forma de entregar la potencia: es muy progresivo, nada brusco, sube muy bien de vueltas (a 4000 rpm ya disponemos del par máximo, 165 Nm).

En autopista, a 120 Km./h el coche va a unas 3200-3300 rpm, aunque yo apostaría por una sexta marcha para reducir el consumo. Viajando a esta velocidad es como ir en Business: el motor es silencioso y no se transmiten vibraciones al habitáculo, con lo que se puede mantener una conversación sin necesidad de alzar la voz. Precisamente por esto, quiero hacer notar que este coche corre más de lo que da a entender: es tan cómodo y su aislamiento tan bueno, que puedes fácilmente sobrepasar el límite sin enterarte (programando el control de crucero zanjas el asunto, ahorras combustible y tu pie derecho descansa).



La dirección la encontré rápida y precisa, aunque me pareció un poco dura para su uso en ciudad. En cuanto al cambio, la única pega que le encontré es que a veces, el guiado es un poco impreciso.


El ESP (de serie) no es intrusivo: tenemos que pifiarla de modo evidente para hacerlo intervenir. La frenada me pareció muy buena: es potente, pero fácilmente dosificable, no tengo nada que objetar.

El C30 por puesta a punto, me recuerda mucho más a un Audi que a un BMW, es decir que está más orientado hacia el confort que a la deportividad. Ojo, esto no quiere decir que no puedas disfrutar con este coche, de hecho el compromiso entre estabilidad y velocidad es muy bueno, así que puedes entrelazar curvas con total confianza. La suspensión Multilink hace muy bien su trabajo, filtrando muy bien los baches.

Equipamiento de serie:


El acabado analizado es el Momentum (intermedio), por encima tenemos el Summum (lujoso) y el R Design (deportivo). Me parece que viene bastante completo, ya que tenemos cosas como:

Seguridad activa y pasiva:

ABS, ESP, kit reparapinchazos (rueda de dimensiones normales, opcional), anclajes isofix, cinturones de seguridad delanteros y traseros con 3 puntos de agarre y pretensionadores, 6 airbags, reposacabezas activos delanteros y reposacabezas traseros ajustables en altura.

Confort:

Apertura del maletero a distancia, control de crucero, luces de lectura delanteras, climatizador automático bizona, volante de cuero multifuncional ajustable en altura y profundidad, dirección asistida eléctrica, sensor de lluvia, elevalunas eléctricos de un solo toque, radio-cd con 4 altavoces, faros con apagado retardado, luces antiniebla, cierre centralizado, apoyabrazos central con cajón, apoyabrazos trasero con acceso al maletero.

Como podemos ver, viene muy bien equipado, solo echo de menos los sensores de parking, un bluetooth y los faros de xenón (disponibles en opción).

Conclusión:


Es una muy buena alternativa si estás buscando un compacto Premium de 3 puertas y no quieres optar por los alemanes. Queda un poco por detrás de sus rivales por consumo, en capacidad del maletero (y la falta de bandeja), pero te llevas un coche seguro (5 estrellas EuroNCAP), muy bien equipado, cuenta con la ventaja de estar menos visto, su calidad interior no desmerece para nada, muy buen trabajo de insonorización, motor solvente.

Sí, este es un coche Premium.


Ficha Técnica:


Volvo C30 1.8

• Cilindrada: 1.798 CC

• Motor: 4 cilindros, 16 válvulas, 125 CV

• Par máximo: 165 Nm a 4000 rpm

• Aceleración (0-100): 10,8 segundos

• Velocidad máxima: 200 Km./h

• Cambio: Manual, 5 velocidades

• Combustible: Gasolina

• Consumo: 7,3 (Mixto). 10,1 (Urbano). 5,1 (Extraurbano)

• Capacidad deposito: 55 litros

• Maletero: 251 litros

• Neumáticos: 195/65 R15 Michelin Energy Saver

• CO2: 174gr/Km.

Precio:

Actualmente, este motor ya no se encuentra disponible en la gama del C30. Su precio de adquisición era de 24.845 €. Hoy se puede encontrar en el mercado de ocasión por unos 15.000 euros, es lo que tiene ser premium...

2 comentarios:

  1. Buena prueba, muy completa! en cuanto al coche solo puedo decir que a mi me encanta, puede que sea por estar muy familiarizado con el en casa tenemos el S40 en acabado momentum, el interior es identico al de este) pero me parece un gran coche.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Álvaro! A pesar de que ahora tendré un Serie 3, estoy realizando mi propia cruzada para demostrarle a la gente que hay vida más allá de BMW y Audi. El C30 es una clara demostración y de no ser porque no tengo el dinero necesario, lo compraría con los ojos cerrados. Volvo, Saab, Alfa Romeo, son marcas que mucha gente ni se plantea, pero son alternativas excelentes.

    Saludos.

    ResponderEliminar

¡Deja tu opinión!